Lo que necesitas para que tu empresa crezca

Por: Enrique Escamilla Cantú

Hola empresario. Contrario a lo que comúnmente se platica entre los empresarios de pymes, hacer crecer una empresa depende de algunos factores que nada tienen que ver con la economía, el mercado, la competencia, el dólar, el gobierno o cualquier otro factor que pase por tu cabeza cuando piensas en por qué tu negocio no está creciendo. El crecimiento es un proceso sistemático y como cualquier sistema tiene procesos y pasos a seguir para poder tener el resultado deseado. Revisa con atención este artículo porque te voy a revelar lo que necesitas para que tu empresa crezca y lo puedas aplicar inmediatamente en tu negocio.

Empezemos por ti. Sí por ti. Tú como empresario. ¿Qué papel estás jugando en tu empresa? ¿Eres el director, el gerente, el operador, el vendedor, el “todólogo”? Es muy importante que definas tu papel en la empresa para que la empresa pueda crecer. La organización requiere muchos puestos, pero si tú eres el que los ocupa todos, entonces tú mismo estás limitando el crecimiento de la organización. Existen varios niveles en la escala del crecimiento como empresario. El primero paso en el que la mayoría de los empresarios inician su negocio es como vendedor, después pasan a operador, posteriormente a gerente y después director. En el puesto de director muchas veces se genera un estancamiento perpetuo, o sea que se quedan ahí toda la vida. Esto no debe ser así porque todavía faltan las posiciones de dueño e inversionista.

Así que pon mucha atención en qué parte de la escalera estás y comprende que una persona es más eficiente si ocupa y realiza una sola posición. Consolídate en las posiciones de gerente o director si tú empresa es pequeña, y si no lo es tanto da el salto a dueño o inversionista. ¡Deja que tu negocio crezca!

Ahora que entiendes la importancia de tu posición, es fundamental que entremos a definir el por qué. Según Simon Sinek en su libro “Start with why”, la importancia de tener una visión clara con un motivante fuerte hace una gran diferencia a la hora de buscar el escalamiento de una empresa. ¿Por qué quieres que tu empresa crezca? Ojo, no estoy hablando de respuestas como “para ganar más dinero”, sino de algo más allá del resultado económico, como por ejemplo Tesla, que quiere transicionar la mundo a energías más sustentables.

Si logras definir esto, entonces es hora de pasar al control. Tu empresa debe trabajar como un reloj suizo. Con procedimientos y documentales fuertes que permitan saber en todo momento qué está pasando principalmente en dos temas: el tiempo y el dinero. ¿En qué pasa su tiempo cada colaborador de la empresa? ¿De dónde viene y a dónde va cada centavo que pasa por la organización? Estas dos preguntas deben resultar en controles específicos que te permitan como empresario saber qué está pasando.

Lo que no se mide no se puede mejorar y es por esto que el paso anterior es tan importante. Por que dentro de estas mediciones te encontrarás con el tema de ventas. El tiempo que se le dedica a las actividades de ventas y el resultado que están generando. Es hora de meter el acelerador. Como dice Grant Cardone en su libro 10X, es hora de ¡tomar acción masiva! Si ya tienes un control de tiempos y medición de resultados del área de ventas, entonces es momento de acelerar el proceso comercial para incrementar las ventas. Levanta esos indicadores y deja que el área crezca. Hay varios factores que debes medir, entre los más importantes están: sospechosos, prospectos, conversión, monto de venta, margen, recompra y costo de adqusición de cliente.

Este crecimiento ya se ve. Ahora es momento de tener un gran equipo. Nadie puede solo, entiéndelo. Nadie. Así de simple. Si quieres que tu empresa crezca necesitas un equipo poderoso, comprometido, hábil y determinado que pueda hacer las cosas igual o mejor que tú. No nos engañemos, es posible que muy pocos puedan hacer las cosas mejor que tú, pero si integras un equipo organizado, en conjunto podrán generar resultados que tú ni siquiera te imaginaste.

Ahora tienes que salir. ¡Ya! Salte de la operación. Deja al equipo hacer su juego. Forma tu consejo y desde ahí podrás aconsejar cada trimestre a tus líderes para que consigan mejores resultados. Esto puede sonar difícil si tú sigues en la operación del negocio, pero créeme cuando te digo que es más posible de lo que tú crees, y no es tan complicado.

¿Crees que ya hemos terminado? ¡No! Ahora vamos por más. Si ya recorriste este camino es momento de que como dueño de negocios hagas más empresas. Bajo este mismo modelo puedes empezar a hacer una cadena de negocios que vayan incorporando resultados al negocio principal. Te comparto el siguiente truco: observa a tus clientes actuales y determina que más les puedes vender. Así puede estar tú próximo negocio y ¡ya tienes a los clientes!

Con esto que te acabo de enseñar puedes lograr un crecimiento empresarial tan importante que te llevará a lograr más de lo que has soñado. Comenta si tienes alguna duda y con gusto te respondo.

Acabas de aprender el camino del crecimiento empresarial, de tí depende poner esto en práctica. Sin acción no hay resultado.

Enrique Escamilla Cantú es un profesional de los negocios con más de 20 años de experiencia en negocios internacionales, articulista, escritor de libros, conferencista y mentor empresarial. Ha ayudado a decenas de empresarios a hacer crecer sus empresas. Si quieres saber más visita: facebook.com/domiinagroup



Categorías:Crecimiento empresarial, dueño de negocio, emprender, Inversiones, metas empresariales, Negocios

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: