Última llamada, a votar

El próximo 1 de julio se decidirá el rumbo de México. La incertidumbre y un triple empate entre los 3 candidatos mejor posicionados hace notar un proceso democrático ejemplar donde solo el voto de los ciudadanos decidirá.