La inseguridad del emprendimiento familiar

Por: Enrique Escamilla Cantú.

Hola empresario. Hoy te comento acerca de los temas que generan inseguridad cuando se está pensando en un emprendimiento familiar. Todos los emprendimientos generan incertidumbres, pero cuando se mezcla esto con el tema de la familia estas inseguridades se multiplican de manera exponencial.

Ante esto hay que aclarar que la principal variable generadora de esta inseguridad es el miedo al fracaso, y cuando los miembros de la familia no tienen claro este concepto desde el punto de vista empresarial, puede generar muchas complicaciones que van a acabar con cualquier intención de hacer empresa familiar.

Es muy importante entender que el fracaso está implícito en el emprendimiento. No se puede concebir el éxito empresarial sin el fracaso. Siempre escuchamos acerca del riego al emprender, pero no hay más claridad en esto que poder definir que no es que haya un cierto nivel de riesgo, sino que hay un nivel muy alto de fracaso, porque las empresas avanzan en base a ello.

Imagina cuando un niño aprende a caminar. Si el tuviera la inseguridad de aprender a caminar porque no quiere caerse y golpearse, simplemente no lo intentaría. Sin embargo, en este ejemplo se entiende perfectamente que caerse y lastimarse es parte del proceso de aprender a caminar. En el mundo de la empresa es igual, para poder caminar, habrá varias caídas.

Entonces, si esto es un problema por si mismo, imagina cuando entran los temas familiares a la ecuasión. Se vuelve un verdadero dolor de cabeza. Tiene que existir una alineación completa en la mentalidad de los familiares para poder tomar adecuadamente decisiones sobre la empresa o el proyecto de emprendimiento.

Te tengo malas noticias. Esto no lo soporta cualquier familia. Es dificil, es duro, y algunos de los miembros pueden estar totalmente en contra de la posibilidad de fracasar, sobre todo cuando estos proyectos incluyen riesgos al patrimonio.

Es por esto que lo primero que recomiendo a los emprendimientos familiares es que cada miembro haga una planeación estratégica personal, donde se detallen la situación de finanzas personales, el plan de vida y la programación mental que se tiene para ver si existe una alineación y entonces poder tomar una decisión adecuada.

Esto que acabas de leer es muy poderoso y te puede cambiar literalmente la vida. Pon estas recomendaciones en práctica y verás que tus proyectos serán mucho más sólidos y con mayores probabilidades de fracasar menos, que si lo haces por el simple hecho de ser familia.

No todo está escrito en los negocios, y en la familia, menos.

Déjame tu comentario, me interesa saber tu opinión.

¡Animo empresario!

Enrique Escamilla Cantú es un profesional de los negocios con más de 20 años de experiencia en negocios internacionales, articulista, escritor de libros, conferencista y mentor empresarial. Ha ayudado a decenas de empresarios a cambiar la forma en que ven los negocios. Si quieres saber más visita: enriqueescamillaonline.com o sígueme en facebook.com/domiinagroup



Categorías:emprender, empresarios de segunda generación, empresas familiares, Negocios, negocios familiares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: