¡Sientes que tu dinero desaparece?

Por: Enrique Escamilla Cantú.

Hola empresario. La gestión del dinero es uno de los temas más importantes que debes dominar para poder aumentar tu riqueza. No es tan importante cuánto ganas sino cómo lo gastas. Conozco muchas personas que ganan cantidades de dinero bastante amplias, sin embargo viven en pobreza permanente.

Para muchos emprendedores, el manejo financiero se vuelve una pesadilla. porque simplemente no le ponen atención. Una teoría administrativa enuncia que solo con poner atención en algún tema hace que el resultado del mismo se incremente un 10% solo por observación. Podría extenderme en este tema y empezar a hablar de atracción y física cuántica pero lo dejaré para otro tema.

En este escrito te quiero platicar por qué sientes que tu dinero desaparece, pareciera que en cuanto llega se va o simplemente nunca te alcanza para lo que quieres hacer con él. Sueñas con ganar más, pero en cuanto lo ganas, “mágicamente” los gastos se incrementan.

Esto sucede normalmente por una falta de atención y de conocimiento financiero básico. Cuando no tienes entrenamiento financiero es muy fácil cometer algunos errores que te pueden llevar a la quiebra rápidamente. La buena noticia es que hoy, por estar leyendo esto, tu IQ financiero va a subir y si aplicas lo aprendido vas a tener más dinero para ti.

Estos consejos que te voy a mostrar no son mágicos y tienen muchos factores a considerar, pero van a ser para ti una guía que te permita poner atención y establecer una metodología o proceso financiero para tu vida y tu negocio.

En primera instancia tienes que entender que el dinero es una herramienta, y como herramienta, tú decides como utilizarla. Lo primero que tienes que aceptar es que hay que ahorrar. Ya se que es aburrido y tedioso, pero no hay opción, lo tienes que hacer.

Separa el 10% de tus ingresos y mándalo a una cuenta diferente a la que utilizas para tus gastos. Una cuenta de inversión bancaria es ideal. Este dinero tienes que visualizarlo como que “ya se gastó”, para ti ya no existe. Se fue. Olvídate de él.

Con este dinero tienes que juntar una cantidad equivalente a 6 meses de tu ingreso mensual, por ejemplo, si ganas 1000 dólares por mes, en esta cuenta tienes que juntar 6000 dólares. Si se te hace un camino titánico, no te apures, empieza con tu primer dolar y verás que el camino se hace más fácil conforme avanzas.

Esta cuenta no la vas a tocar. Solo podrás disponer de esta en una emergencia. Una emergencia real. Unas vacaciones no son una emergencia. Me refiero a quedarte sin ingresos o una situación catastrófica como una cuenta de hospital no planeada y excesivamente alta (contrata un seguro).

Una vez que hayas alcanzado los 6 meses de ingreso en esa cuenta, es momento de pasar al ingreso pasivo. Seguirás ahorrando pero el objetivo ahora será comprar activos que generen ingresos pasivos. Puedes conocer más sobre este término leyendo a Robert Kiyosaki. En general, significa comprar activos que me produzcan dinero, no que me quiten dinero. Por ejemplo, comprar una casa para ponerla en renta.

Vas a empezar a hacer estas inversiones y deberás tener inversiones suficientes para que te generen el equivalente a tu ingreso mensual. Por ejemplo, si tu ingreso mensual es de 1000 dólares, tus activos deberán generarte 1000 dólares. En este momento has salido del círculo vicioso de la pobreza.

A partir de ahí, entonces es hora de un “lujo”. Sigue ahorrando y ahora sí tienes permiso de gozar esas vacaciones que tanto has soñado, pero con 2 condiciones. Deberás entender que es un gasto “tirado a la basura” financieramente hablando, y la segunda condición es que tengas 6 veces más de lo que cuesta ese “lujo”.

Sigue ahorrando y podrás pasar a la etapa de inversión de alto riesgo donde las ganacias podrán ser mayores y aunque el riesgo también es mayor puedes estar dispuesto a correrlo ya que tienes solidez financiera a través de tu ahorro de 6 meses y tus ingresos pasivos.

Voy a compartirte 2 consejos más para que tu dinero no desaparezca:

1.- Haz tu presupuesto: anota todos tus gastos, revísalos y asegúrate que tienes suficiente dinero para cubrirlos cada mes. Si no te alcanza, recorta gastos o sube tus ingresos.

2.- Aumenta tu porcentaje de ahorro: si ya estás ahorrando un 10%, trata con 11%, no lo vas a sentir en tus gastos, pero sí va a hacer una gran diferencia en tu ahorro y por lo tanto en tu inversión.

Mi estimado empresario, hoy aumentaste tu IQ financiero. pon en práctica estos conocimientos y cambia la forma en que ves los negocios. Depende de ti.

Deja tu comentario, me interesa saber qué opinas.

¡Ánimo empresario!

Enrique Escamilla Cantú es un profesional de los negocios con más de 20 años de experiencia en negocios internacionales, articulista, escritor de libros, conferencista y mentor empresarial. Ha ayudado a decenas de empresarios a cambiar la forma en que ven los negocios. Si quieres saber más visita: facebook.com/domiinagroup



Categorías:Dinero, finanzas, Negocios

Etiquetas:, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: