Uno de los compromisos del nuevo presidente de México durante su campaña fue la cancelación de la reforma educativa. Ante este escenario, existe preocupación en diversos sectores sociales por parecer esta acción un llamado a retroceder en algunos puntos importantes que la reforma alcanzada en el presente sexenio promovió. 

Anuncios