4 secretos de las finanzas personales

Por: Enrique Escamilla Cantú

Hola empresario. Hablar de finanzas personales es un tema que puede desatar pasiones. Todo mundo es capaz de manejar dinero, pero solamente unos pocos lo logran hacer de manera organizada y predecible. Increíblemente, esta materia a nadie se la enseñan en la escuela, pero hoy estás de suerte porque te voy a compartir 4 secretos de las finanzas personales que te van a ayudar a vivir mejor.

Desde pequeño me enseñaron a ahorrar. Llegué a juntar cantidades de dinero interesantes cuando tenía alrededor de 10 años, pero ¿sabes qué hacía con el dinero que ahorraba? Me compraba juguetes. Cada vez que ibamos a Estados Unidos, tomaba mis ahorros y buscaba algo interesante que comprar. Eso está bien cuando eres niño, pero si este comportamiento continúa después de los 18 años, te puedes meter en muchos problemas.

Da clic AQUÍ o en la imagen de arriba para reestructurar y crecer hasta 3 veces

El primer secreto que te quiero compartir es el ahorro. A mucha gente no le gusta ahorrar. “¿Cómo voy a ahorrar si casi no completo para vivir?” Esto es común. Lo que debes de entender es que el ahorro es la base de cualquier planeación financiera, y este debe hacerse desde el inicio del proceso financiero. Esto significa que cada que recibas dinero, inmediatamente debes separar el ahorro. Si esto no es fácil para ti, empieza con un 1% de tu ingreso y velo subiendo poco a poco hasta un 10% y si eres capaz síguelo subiendo, si logras subir a un 30% eres un maestro del ahorro. Digamos que recibes 100 dólares. Lo primero que tienes que hacer es tomar un dólar y guardarlo en tu cuenta de ahorro. Es más fácil si abres una cuenta específica para esto.

¿Qué hacer con el ahorro? Recuerdas que te dije que de niño yo ahorraba para comprar juguetes. Pues, ¡no hagas eso!, al menos ahora. No compres un auto nuevo, una casa, grandes vacaciones, u otros lujos. El ahorro del primer secreto vas a destinarlo primeramente a juntar el equivalente a 6 meses de tus gastos de vida. Digamos que mensualmente requieres 500 dólares para vivir. Entonces tu ahorro debería ser en la primera etapa de 3000 dólares.

Perfecto. Ya tienes tus 3000 dólares. Ahora sí a comprar…¡NO! Este es tu fondo de emergencia en caso de que las cosas se pongan complicadas, toma ese dinero y ponlo en una cuenta de inversión que te pague un rendimiento. Es importante que el dinero esté disponible siempre, ya que es para emergencias.

Ya que lograste juntar tu primer fondo de ahorro para emergencias, vamos al secreto número dos que es el ahorro para inversión. “¿Puedo invertir en un carro?” No, un carro, una casa para vivir, las vacaciones o cualquier otra cosa que sea para tu uso no son inversiones, son gastos. Para considerar una inversión es necesario que una vez que la adquieras te empiece a generar dinero cada mes. Esto puede sonar complicado, pero es sencillo. Por ejemplo, comprar una casa para ponerla en renta. Digamos que sigues ahorrando el porcentaje mensual que has establecido, recuerda que ya tienes tus 6 meses de ahorro y esos no se tocan, tu cuenta de ahorro sigue acumulando y juntas 3000 dólares más. Con este dinero vas a compar una pequeña casa para ponerla en renta, claro los 3000 dólares son el enganche, y las mensualidades serán pagadas con la renta de la casa. ¿Ves lo que pasa? Con solo 3000 dólares compraste una casa de 10,000 dólares que prácticamente se pagará sola con las rentas. Revisa bien el precio de renta y las mensualidades, el mejor escenario es que la renta sea mayor al pago mensual, generando así el fabuloso flujo de efectivo positivo, que significa que cada mes se paga la mensualidad del crédito y sobra un dinero extra.

Sigue aplicando el secreto dos hasta que tu flujo de efectivo sea equivalente a tus gastos mensuales, siguiendo el ejemplo, a 500 dólares. Si logras hacer esto entonces has salido de la temida carrera de la rata, término de Kiyosaki que establece que tienes que trabajar constantemente para vivir, como un ratón en una rueda de jaula. Al haber aplicado el secreto dos has salido de la rueda, eres libre. ¡Puedes vivir sin trabajar! ¿Lo imaginas?

Es hora del tercer secreto. Ya se que hasta aquí todo es sufrimiento, pero llegó la hora de disfrutar. Sigue ahorrando, pero ahora el 10% de todo lo que ahorres, que ahora serán cantidades muy superiores al inicio, te lo vas a gastar en lujos. Verdaderos lujos, sin sentido, llenos de emoción, cosas que normalmente no comprarías porque “son muy caras”, dilapida este 10%. Esto tiene un porqué, no se trata de gastar dinero sin sentido. Lo que esto va a provocar es que tu mente se abra a la posibilidad de generar más ingresos para poder desarrollar la creatividad emprendedora. ¿Recuerdas la primera vez que compraste un auto? Seguramente no volviste a utilizar el autobús. Bueno, eso es lo que queremos decirle a tu cerebro, pero ¡más, mucho más!

El cuarto y último secreto, es la inversión de alto riesgo. Sigues ahorrando. Recuerda que ya tienes tus 6 meses de ahorro del primer secreto, ya tienes tus ingresos que provienen de inversiones, ya gastas un 10% del ahorro en lujos, ahora sigue el camino más rápido a la riqueza. Inversión de alto riesgo. Ahora que ya tienes tus finanzas bajo control, empieza a “jugar”. Las inversiones de alto riesgo se caracterizan por que prometen resultados muy altos aunque existe una probabilidad alta de perderlo todo. Digamos por ejemplo invertir en Bitcoin, ahora es un buen momento, ya que estoy trabajando sobre el cuarto secreto. Otras inversiones de alto riesgo pueden ser la especulación inmobiliaria, nuevos negocios, sociedades, bolsa de valores, entre otros. Recuerda que este tipo de inversiones se hacen hasta el final del proceso de finanzas personales.

Algo muy importante que hay que destacar, porque seguramente estás pensando “si los nuevos negocios son de alto riesgo, entonces no debo emprender hasta el final porque es muy arriesgado” Aclaro, el proceso inicia, antes de ahorrar, con tener ingresos. Estos ingresos pueden venir normalmente de dos lugares, que son un empleo o un emprendimiento. Si quieres acelerar este proceso, te recomiendo que los ingresos provengan de un emprendimiento, ya que normalmente, aunque existe mayor riesgo, la posibilidad de incrementar ampliamente los ingresos es mucho mayor si tienes una empresa que si tienes un empleo.

Hoy aprendiste los 4 secretos de las finanzas personales. Tú debes tomar la decisión de qué hacer con tu dinero con la información que acabas de recibir.

Enrique Escamilla Cantú es un profesional de los negocios con más de 20 años de experiencia en negocios internacionales, articulista, escritor de libros, conferencista y mentor empresarial. Ha ayudado a decenas de empresarios a cambiar la forma en que ven los negocios. Si quieres saber más visita: facebook.com/domiinagroup



Categorías:Dinero, finanzas, Inversiones

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: