Por: Enrique Escamilla

Sin duda uno de los temas internacionales de más relevancia en la actualidad es la relación entre los Estados Unidos y Corea del Norte. Los mandatarios de ambos países tienen un estilo muy peculiar de transmitir sus mensajes políticos internacionales y esto ha generado una tensión bastante alta en el panorama internacional.

Trump, un presidente que utiliza los medios siempre a su favor, y que a pesar de las constantes críticas ha salido avante en el panorama político americano e internacional, ha desatado su fuerza tuitera en diversas ocasiones en contra de Corea del Norte, causando revuelo y furor en las redes.

trump 200649_story__militarytrump

Por su parte Kim Jong-un, siempre con un estilo bélico, arremete contra Trump, incluso llamándolo “viejo lunático”. ¿Qué mensaje manda Trump para que le llamen así? El mensaje del poderío armamentista americano tiene un fuerte potencial que pudiera desaparecer la pequeña región coreana en minutos. Esto debe causar un temor bastante alto para el mandatario coreano que ha tenido que recurrir a el discurso desacreditatorio personal contra el presidente estadounidense.

Trump ante esto, y fiel a su estilo de popularidad mediática, responde diciendo que no entiende por qué lo insultan, si él nunca le ha llamado “gordo y chaparro”. Estos revuelos mediáticos causan tensión y a la vez generan risas nerviosas en el panorama internacional. ¿Se trata esto de una verdadera posibilidad de un conflicto bélico, o ambos mandatarios solo participan en un juego de dimes y diretes?

kim-2

La preservación de la paz, interna y externa, debe ser una de las prioridades máximas de los gobiernos de todos los países. Como se dice en un refrán, juegos de manos son de villanos, y en este caso este “juego” puede pasar a mayores si no se atiende adecuadamente por ambas partes. Otro refrán dice, de lengua me como un taco, y estos dos ya se han servido varias veces.

El clamor popular debe promover la paz y el fin de las discusiones banales. El acuerdo entre ambos países puede ser posible. Trump ha dicho que él ha hecho el mejor esfuerzo por ser amigo de Corea del Norte, y que le encantaría que se pudiera lograr. Ojalá que estas sabias palabras lleguen a los oídos de Kim y que, si lo que dijo Trump es verdad, pronto pueda haber una relación, sino amigable, por lo menos neutral.

@escamilla2000